¡Peligro, spoiler! (no contiene spoilers)

El estreno de «El despertar de la fuerza» se ha convertido en un fenómeno gracias a las nuevas tecnologías. El peligro de spoiler acecha en cada rincón de la red. Pero podemos evitarlos.

Hace unos años (¡Dios mío, casi 20!) un amigo me destripó el final de “Titanic”, no el destino del barco, que mis limitados conocimientos sobre historia y cultura me dejaban adivinar, sino el de la pareja protagonista. Yo entré en cólera y me vengué haciendo algo tan hiriente como contarle el final de “Abre los ojos”. Nunca más volvimos a hablar de cine.

Por aquel entonces no conocía la palabra spoiler, que vendría a significar destripar, en este caso la conclusión o detalles sobre una película, serie o libro. En la actualidad todo ha cambiado. Si antes la gran amenaza era ese amigo que había visto la película antes que tú, o el listillo que, como Homer Simpson, hacía la supuesta gracia en la cola del cine, ahora la información nos envuelve y el reto es intentar esquivarla hasta que veas la película lo más virgen de información posible.

Somos muchos los que este viernes o sábado queremos llegar a la sala de cine a ver «El despertar de la fuerza» para dejarnos sorprender por lo que han preparado Abrams, Kasdan, Disney y demás. Pero, a dos días del estreno de la cinta en nuestro país, la cosa se está poniendo difícil. La razón es que ayer tuvo lugar la premiere de la película en Hollywood y todos los profesionales de la comunicación estuvieron allí. De sobras es sabido que a todos los que se dedican, o dedicamos, a criticar películas les encanta exhibir sus conocimientos, normalmente cintado referencias sobre otros filmes que seguramente solo han visto ellos y con un vocabulario más propio de Lanzarote del Lago que de un periodista del siglo XXI. La cosa se pone más fea cuando tienen el poder de destrozar la película y, de paso o si no tienen esta opción porque les ha gustado (¡!), destrozar también al espectador destripando la trama, detalles o el final de la cinta. Esta afirmación puede parecer exagerada, pero yo mismo tuve que ver películas como “El sexto sentido” u “Oblivion” conociendo la conclusión gracias a la crítica de un periódico.

En otros tiempos, con no abrir el diario o ver el informativo de turno estabas más o menos salvado, pero hoy en día toda esta información se hace viral al instante en las redes sociales y nuestra dependencia de ellas hace que nos resulte casi imposible ser desvirgados antes de tiempo.

A esto se suma el poco tacto que tienen actualmente los encargados de servir la información desde las propias productoras101-curiosidades-de-Star-Wars del filme. La mayoría de los trailers insisten en contarnos todo el argumento de las cintas para intentar captar nuestra atención y, si esto no funciona, no dudan en desvelar alguno de los factores sorpresa para que todo el mundo hable de la película meses antes de que esta llegue a las salas. El avance que se pudo ver de “Terminator Genesys” o el reciente adelanto de “Batman vs Superman” son un claro ejemplo. También puede que esta pista llegue sobre algún despiste, algo de lo que nadie se ha dado cuenta o un error. Tal como explico en mi libro “1001 curiodades sobre Star Wars” (¿publicidad encubierta? Pues sí, que esto lo hago gratis) un error llevó el cómic de “El retorno del Jedi” a las tiendas de Estados Unidos semanas antes del estreno, lo que dejó al descubierto toda la película. También la banda sonora de “La amenaza fantasma”, publicada unas semanas antes del estreno del filme, desvelaba en el título de las piezas, cual sería el destino de Qui-Gon Jinn.

Pero podemos evitar los spoilers. La solución no es tan difícil. Solo quedan dos días para el estreno de «El despertar de la fuerza» (siempre que vayamos a verla el primer día, si no nuestro caso estará perdido), así que en este tiempo queda prohibido: abrir diarios, abrir facebook, twitter, cualquier otra red social o youtube (yo mismo fui spoileado ayer en este canal de vídeos maldito), no ver informativos (si pasa algo realmente importante, ya nos enteraremos), no hablar con ningún amigo o familiar, evitar hablar con compañeros de trabajo, ir con tapones en los oídos por la calle, en medios de transporte o bares, y no abrir la puerta a extraños, nunca se sabe.

Solo de esta manera podréis disfrutar el estreno de «El despertar de la fuerza al 100%» ¡Que la disfrutéis!