Pixar pone a Cannes a sus pies

Una cerrada ovación y un entregado público en pie recibieron el nuevo estreno de Pixar en Cannes. Inside Out, que en España se titulará Del revés, es la nueva propuesta de la compañía que llegará a los cines de todo el mundo el próximo 17 de junio. John Lasseter y su equipo presentaron, además, sus planes inmediatos de futuro, con el regreso de Nemo y Toy Story a la cabeza.

Parece mentira que hayan pasado 20 años desde la primera proyección de una película en la que unos juguetes invadieron el corazón de los espectadores con sus muestras de amistad y un humor que, por primera vez en una película infantil, era para todos los públicos. Toy Story encendió el flexo de Pixar con una bombilla de larga duración que iluminó un sendero inexplorado en el cine de animación. Su creación digital fue la piedra en medio del lago que creó un infinita onda de influencia hacia el futuro de los dibujos animados, que dejaron de ser dibujos para siempre y condenaron a la animación tradicional a ser un recuerdo del siglo pasado. Con un presupuesto de tan solo 30 millones de dólares recaudó un total mundial de 361 millones, pero su verdadero valor fue crear un nuevo comienzo. Woody, Buzz Lightyear y compañía marcaron un antes y un después en el que Pixar tuvo mucho que decir. Con el paso de los años, y con filmes como Monstruos S.A., Bucando a Nemo, Up o Wall-E, la compañía, ya  propiedad de Disney, siguió con su filosofía de transmisión de valores a través de excelentes guiones y valiéndose del imparable avance tecnológico de las técnicas de animación. Si bien es verdad que la calidad mermó en producciones como Cars 2 o Monsters University, que por otro lado siguieron contando con el beneplácito del público, el estreno de Toy Story 3 batió el record de taquilla de la empresa y rindió a sus pies a la crítica mundial.

Pixar nunca deja de trabajar en nuevos proyectos, ya sean largometrajes, cortos o cartoons, con una única directriz: no dejar nunca de sorprender. Y así lo ha hecho en el Festival de Cannes de este año donde se proyectó la nueva apuesta de la productora: Inside Out, un filme dirigido por Pete Docter, creador de las historias de Toy Story y director de Monstruos S.A y Up, que puso en pie al público y, a un mes de su estreno, se ha ganado las mejores críticas del certamen, haciendo que muchos hayan respirado porque la cinta se haya proyectado fuera de competición.

Inside Out

Inside Out, otra maravilla de Pixar

 

John Lasseter, el cerebro detrás de la lamparita, aprovechó su estancia en Cannes, uno de los mayores mercados del cine mundial, para anunciar los próximos proyectos de Pixar. Los más destacados son el regreso de dos titanes de la compañía: la cuarta entrega de Toy Story, que no continuará argumentalmente con los tres primeros filmes, para 2017; y el regreso de Nemo en Finding Dory, que llegará antes, en junio de 2016. A estos dos lanzamientos cabe añadir una nueva propuesta que aterrizara en las pantallas a finales de este 2015. Se trata de The good dinosaur, una cinta que narra un futuro alternativo en el que ningún meteorito acabó con los dinosaurios y en la actualidad conviven con los seres humanos. Otros proyectos todavía se encuentran en preproducción, como Cars 3 o Los increíbles 2, que Brad Bird ha anunciado como su nuevo proyecto.

Lasseter los tiene claro: “Si respiras, eres público potencial”. Así que, preparaos, porque nos esperan unos años en el que los grandes logros conseguidos por Pixar en la última década pueden ser superados por estas prometedoras propuestas. De momento, solo tendremos que esperar un mes para ver el siguiente paso evolutivo en el cine de animación con Inside Out.

Víctor Navarro Ferrer.

Editorial California.